Cuidados de tus Flores


Flores en agua directa.

Estos consejos los puedes poner en practica cuando recibes flores en forma de ramo o bouquet.

Poder contemplar un ramo de rosas u otras flores frescas y naturales en casa es un precioso regalo, y lo ideal seria poder  conservar las flores y alargar su frescura durante mucho más tiempo, y lo puedes hacer siguiendo los siguientes consejos.

  1. Retira el plástico o papel que envuelve tu ramo de flores frescas.
  2. Corta el tallo de cada flor en diagonal. Con 1 o 2 centímetros será suficiente, así las flores tendrán mayor capacidad para absorber agua.
  3. Elige un jarrón de cristal y échale agua tibia o al tiempo, también puedes aplicar unas gotas de cloro para ayudar mantener limpia el agua de bacterias.
  4. Procura que las hojas no queden sumergidas en el agua. De este modo, mantendrás a raya las bacterias y tu ramo estará frondoso más días.
  5. Elige un lugar donde los rayos del sol no entren directamente, bien iluminado y fresco.
  6. Repetir, puedes repetir el proceso cada 2 o tres días.


Arreglo elaborado sobre espuma Floral.

Estos consejos los puedes poner en practica cuando recibes flores que se encuentren elaboradas en bases que contengan espuma floral.

Si tu arreglo incluye una esponja oasis (o esponja húmeda), asegúrate de que esté empapado para que las flores reciban el agua que necesitan. Cambia el agua cada dos o tres días para eliminar bacterias, y rocía tu arreglo con un atomizador para mantenerlas frescas y evitar que los pétalos o las hojas se resequen

  1. Riego continuo, Regar la espuma floral con 2 a 3 tazas de agua fresca cada 2 días, de manera lenta logrando así que se humedezca toda la espuma, evitando el contacto directo sobre los pétalos.
  2. Corta y limpia Retira los pétalos y hojas que comiencen a marchitarse, realiza esta tarea con materiales y manos limpias.
  3. Elige un lugar adecuado donde los rayos del sol no entren directamente, bien iluminado y fresco.
  4. Repetir, puedes repetir el proceso cada 2 o tres días.


RECUERDA: Los arreglos florales duran entre 5 a 12 días dependiendo del cuidado que les brindemos y de los factores ambientales del lugar donde vivimos.